José Antonio Echeverría                                                                                                    

(16 de Julio de 1932 – 13 de Marzo de 1957)

Origenes

José Antonio Echeverría Bianchi, de una fuerte formacion catolica cristiana, fue uno de los dirigentes estudiantiles y civicos más destacados de la juventud cubana llegando a ser Dirigente del movimiento estudiantil universitario. Hijo primogenito de Antonio Echeverría González y Concepción Bianchi Tristán. Nació el 16 de julio de 1932 en la ciudad de Cárdenas, provincia de Matanzas. En esta misma ciudad transcurre su niñez, cursa los primeros estudios en las Escuelas Pias y se gradúa de Bachiller en Ciencias. Mas tarde se traslada a la ciudad de La Habana, capital de la Isla, donde ingresa en la Universidad de La Habana matriculando la carrera de Arquitectura en el curso 1950-51. Su pensamiento político y patriotico se afianza desde la Presidencia de la Federacion Estudiantil Universitaria y la direccion del Directorio Revolucionario, iniciando sus luchas por una Cuba mejor, libre y democratica.

Pensamiento Politico

Apenas cumplidos los 20 años de edad su pensamiento político se caracterizaba ya por su patriotismo e ideales democraticos.. Por su firme posición contra las fórmulas de los politiqueros, militaristas y comunistas, y por su convicción de que en la lucha armada estaba el camino de la liberación, José Antonio logró organizar a su alrededor a los hombres y mujeres más honestos y valerosos del estudiantado universitario. La dedicacion y el valor ejemplar con que enfrentaba todas sus actividades publicas y estudiantiles contribuyeron a su bien merecido prestigio como dirigente.de la Federacion Estudiantil Universitaria.

En septiembre de 1954 fue electo presidente de la FEU y en 1955 volvió a ser reelecto para este cargo por su decisión de lucha, su valentía y madurez política. A finales de ese mismo año fundó junto con otros compañeros, el Directorio Revolucionario, organización clandestina de los estudiantes para combatir a la dictadura del gobierno de facto del presidente Fulgencio Batista y Zaldivar.. El Directorio Revolucionario se convirtió en la organización más representativa del estudiantado cubano como sector social en el campo de la lucha contra la dictadura. Bajo la dirección de José Antonio las acciones estudiantiles se intensificaron y a diario se producían en todo el país manifestaciones, mítines y paros que generalmente desembocaban con enfrentamientos con la policía.

Su labor como dirigente revolucionario no solo se desarrollo en Cuba, pues a mediados de 1956, José Antonio, partio hacia Chile para participar en un congreso de estudiantes latinoamericanos, y más tarde recorrió países latinoamericanos desde los cuales denunció el régimen de oprobio impuesto en Cuba por la dictadura del presidente Batista y divulgó las ideas revolucionarias de la juventud cubana. En agosto de 1956, viajó a México para reunirse con el hoy tirano que desgobierna a Cuba, el traidor Fidel Castro, en la que participarían también por el Directorio Revolucionario Fructuoso Rodríguez, martir del Directorio Estudiantil, así como otros dirigentes del Movimiento 26 de Julio, entre ellos el Jefe de Acción y Sabotaje de la provincia de Oriente, Frank País, muerto en accion posteriormente por la traicion de Castro. Esta reunión se realizó con el objetivo de coordinar los planes acción de ambas organizaciones con respecto a la lucha de la lucha armada que se llevaría a cabo en la Isla a partir de ese momento. A raíz de estas conversaciones Castro y José Antonio suscribieron un documento llamado Carta de México o Pacto de México, que constituyó un paso importante en la unificación de las organizaciones revolucionarias que llevarían a cabo la etapa final del derrocamiento de la dictadura del General Fulgecio Batista y el advenimiento de la tirania Castro-comunista beneficiada por la muerte prematura de Jose Antonio en el Ataque al Palacio Presidencial el 13 de Marzo de 1957.


Finalizada esta reunión en México, José Antonio, Fructuoso y Frank País regresaron a Cuba. Luego de esta reunión y estimulados por sus resultados se intensificaron las acciones contra la dictadura finales de 1956.

Muerte de Jose Antonio.

Como consecuencia de la intensificación de las acciones revolucionarias en las ciudades y para darle seguimiento a lo pactado en la "Carta de México", el 13 de marzo de 1957 José Antonio junto a otros dirigentes del Directorio Revolucionario deciden atacar el Palacio Presidencial y así eliminar al dictador Fulgencio Batista. La radio emisora Radio Reloj fue tomada por asalto para divulgar los hechos que estaban teniendo lugar durante el ataque al Palacio Presidancial. Este día perdió la vida el valeroso Dirigente Estudiantil Jose Antonio Echevarria al terminar la alocucion al Pueblo desde Radio Reloj cuando se dirigía a la Universidad de La Habana. El auto donde viajaba tuvo un encuentro con un auto patrulla de la Policia Nacional a un costado de La Universidad de La Habana y se entabla un intercambio de disparos durante el cual pistola en mano Jose Antonio trata de alcanzar la entrada de la Universidad pero cae abatido por una rafaga de ametrlladora.

Alocucion de Radio Reloj. 

Testamento Político de José Antonio Echeverría Bianchi:

Hoy, 13 de marzo de 1957, día en que se honra a los que han consagrado sus vidas a la digna profesión de Arquitecto para la que me preparo, a las tres y veinte minutos de la tarde participaré en una acción en la que el Directorio Revolucionario ha empeñado todo su esfuerzo junto con otros grupos que también luchan por la libertad.
Esta acción envuelve grandes riesgos para todos nosotros y lo sabemos. No desconozco el peligro. No lo busco. Pero tampoco lo rehuyo. Trato sencillamente de cumplir con mi deber.

Nuestro compromiso con el pueblo de Cuba quedó fijado en la Carta de México que unió a la juventud en una conducta y una actuación. Pero las circunstancias necesarias para que la parte estudiantil realizara el papal a ella asignado no se dieron oportunamente, obligándonos a aplazar el cumplimiento de nuestro compromiso. Creemos que ha llegado el momento de cumplirlo. Confiamos en que la pureza de nuestra intenciones nos atraiga el favor de Dios para lograr el imperio de la justicia en nuestra Patria.

Si caemos, que nuestra sangre señale el camino de la libertad, porque tenga o no nuestra acción el éxito que esperamos, la conmoción que originará nos hará adelantar en la senda del triunfo.

Pero es la acción del Pueblo la que será decisiva para alcanzarlo; por eso este manifiesto, que pudiera llegar a ser un testamento, exhorta al pueblo de Cuba a la resistencia cívica, al retraimiento de cuanto pueda significar un apoyo a la dictadura que nos oprime, y a la ayuda eficaz de los que están sobre las armas por libertarlo. Para ello es preciso mantener viva la fe en la lucha revolucionaria aunque perezcamos todos sus líderes, ya que nunca faltarán hombres decididos y capaces que ocupen nuestros puestos, pues, como dijera el Apóstol, cuando no hubieran hombres se levantarían las piedras para luchar por la libertad de nuestra Patria.

A nuestros compañeros los estudiantes de toda Cuba, les pedimos que se organicen, ya que ellos constituyen la vanguardia de nuestra lucha, y a las Fuerzas Armadas que recuerden que su misión es defender a la Patria, no someter hermanos, y que su puesto es el del Ejército Mambí, que peleaba "Por la Libertad de Cuba", como terminan todos sus escritos.

¡Viva Cuba Libre!

 DIA DEL ARQUITECTO CUBANO MARZO 2013